top of page
5830.jpg

Tortas y Sandwiches

Sandwich club/Torta de pierna/Panini de queso y tomate al pesto

sabor-sandwich-hecho-setas-rodajas-tomat
club-sandwich-panini-jamon-tomate-queso-

El mundo cabe entre dos pedazos de pan: los sandwiches de Gran Bretaña, los baguettes de Francia, los paninis de Italia, las tortas en México… y ese apenas es el comienzo. ¿Qué sería de nosotros sin estas delicias?

Tenemos mucho que agradecer a nuestros ancestros prehistóricos que comenzaron machacando y humedeciendo los granos de trigo. Mención especial a los egipcios que fueron los primeros en fermentar y meter el pan al horno. Que por cierto, los griegos y romanos hicieron grandes mejoras en la cocción del pan.

 

¿Pero cómo el pan se convirtió en tortas, sándwiches y tantos tipos de emparedados?

La historia comienza en la Edad Media, por ahí del siglo XII. La comida caliente se colocaba sobre panes planos, duros y gruesos. Los guisos y la carne jugosa, se permeaban dentro del pan, creando algo delicioso. Tal vez de ahí viene la expresión “Se comió hasta el plato”.

Hay una historia que cuenta que Leonardo Davinci colocó un pedazo de pan entre dos piezas de carne y luego un alimento entre dos pedazos de pan para ocultar lo que había dentro, con la intención de sorprender a su protector Ludovico Sforza. Se dice que el sándwich fue inventado por John Montagu IV conde de Sandwich, pero la realidad va más allá. El Conde de Sandwich era toda una fichita, un aficionado al juego. Un día de 1762, en una racha de apuestas de 24 horas, le pidió a un cocinero que preparara su comida de tal forma que no interfiriera con su juego.

—¿Qué le gustaría? —Tráiganos tocino, huevo y mantequilla colocados en capas dentro de un pan egipcio— ordenó el conde. Cuando sus invitados le preguntaron qué estaba comiendo, el conde inglés dijo que era un invento suyo; cuando la verdad era que había visto pequeños canapés y sándwiches servidos por griegos y turcos en sus excursiones al Meditarráneo Oriental. El resto es historia.

Hoy en día, el sándwich es tan popular en Gran Bretaña que representa una tercera parte del mercado de comida rápida. Su naturaleza portable hizo que muy pronto se convirtiera en una comida para llevar y para servicio a domicilio. Con un empaque apropiado y un palillo, se puede mantener fresco y bien presentable.

amirali-mirhashemian-Ea_IbQfxm-0-unsplas

¿Y tú...qué vas a empacar hoy?

bottom of page